Los ejemplos de estímulos subliminales que se emplean en publicidad son numerosos. Los anuncios que utilizan en mayor medida estos estímulos son los de bebidas alcohólicas y tabaco. Los estímulos más usuales consisten en palabras o dibujos que aluden a asuntos sexuales o de muerte, normalmente escondidos en el anuncio. Son incitaciones que no son captadas conscientemente. Los mensajes subliminales de contenido sexual acostumbran a incluir, con frecuencia, órganos sexuales y circunstancias prohibidas como la infidelidad y la promiscuidad. Los estímulos relacionados con la muerte suelen ser máscaras, espectros, fantasmas, cabezas degolladas y miembros amputados. Es fácil de entender la utilización de estímulos subliminales de carácter sexual en los anuncios, puesto que de hecho de forma no subliminal también se emplean, pero es más difícil comprender porqué se usan los relacionados con la muerte. La explicación que los psicoanalistas suelen dar ante la utilización de estos estímulos es que el alcohólico o el fumador bebe o fuma, como efecto de frustraciones o fracasos no superados, buscando acelerar su autodestrucción. Partiendo de esta idea, la estimulación inconsciente de este impulso produciría un aumento del consumo.

Hacer anuncios relacionados con el sexo es una táctica que los publicistas han encontrado como muy efectiva para que el consumidor compre productos.Un claro ejemplo de ello lo podemos percibir en la botella del refresco Coca-Cola. Parte de su éxito radica en la clásica forma con curvas que tiene su botella, muy afines a las de una chica.

Otro ejemplo es el personaje de "Joe", el camello simpático y alegre usado para promover el cigarro "Camel;.
Si observamos bien, podemos notar que la boca de Joe tiene el formato del órgano sexual femenino, y su nariz se asemeja al miembro masculino. No es de admirarnos que ésta sea una de las marcas de cigarrillo más vendidas en los Estados Unidos.

En un anuncio de bebida publicado en un periódico, se aprecia un claro ejemplo de publicidad subliminal. En ella podemos ver a una mujer tomando una copa de vino. Haz click aquí para ver el anuncio. Fíjate que ocurre al dar un giro 180 grados a la imagen.

En mucha publicidad de bebidas, se insertan imágenes disfrazadas en los cubos de hielo.
El de Gilbey's se trata de un anuncio aparentemente normal. Costó 7 mil dólares su trabajo de arte y casi 65 mil dólares su publicación en la contraportada de la revista Time Edición Mundial (aunque también fue publicado en Playboy), y en total lo vieron 24 millones de personas generando unas arrasadoras ventas 20:1 de $1.5 millones de dólares.
Si fijamos nuestra vista en los cubos de hielo, observamos el tercero empezando por arriba. Ahí se ven 2 trazos gruesos paralelos, en los cuales descubrimos una E. Si vemos más arriba, sigamos con los ojos la unión de la raja de limón con el hielo, aquí es más difícil verla, pero hay una letra S. En el hielo de abajo, vemos un pequeño triángulo en la parte inferior y trataremos de buscar los trazos que forman un aspa, ahí aparece una letra X muy oculta. Así se forma la palabra SEX, que en español es SEXO. "

En otro anuncio, también de bebidas, encontramos algo muy parecido. También aparece la palabra "sex" como mensaje subliminal. Haz click aquí para ver el anuncio.

Otro anuncio es el de la firma estadounidense de cosméticos Revlon. De primera vista, se observan unos labios con un lápiz labial cerca, aunque viéndolo de cerca y con deteniminiento, se puede apreciar que intencionalmente los labios fueron retocados con un brillo en el centro del labio inferior para hacer la ilusión de que parezca otra zona del cuerpo.

La marca ONO empleó, en una de sus campañas, diferentes subliminales. Si pinchas en la palabra ONO verás cuatro imágenes distintas. En la primera, aparece una mujer cosiendo, y en la tela que cose puede leerse el nombre de la marca. Sucede igual en la segunda, en la que vemos cómo los rizos de la chica terminan formando esa palabra. En la tercera, las manchas del dálmata forman la palabra ONO. Y en la última se ve, de forma más evidente, que el niño mira a través de las dos oes de un objeto que forma la misma palabra.

Otro ejemplo es el de unas latas de Pepsi. Las líneas rojas y azules simulan ser luces de neón sobre un fondo negro. Observe y analice si es cierto o no que las líneas azules en la lata superior forman una letra "S", las rojas del medio una "E" y cómo en la lata inferior ambas líneas se cruzan para formar la "X". Dicho de otra manera, la palabra S-E-X está escrita en cada lata.

Gabriela Medina